SOBRE MI


Del capítulo en que sale el astrólogo, amigo de Bart *

En resumen decir que me considero alguien muy polifacético que está enamorado de la Astrología. Pedagogo por formación y astrólogo de vocación y profesión. Investigo gran diversidad de temáticas desde la Astrología, y hago divulgación de mis hallazgos y conclusiones. Creo que una revolución cultural mundial basada en el “redescubrimiento” y la normalización de la Astrología sería capaz de transformar la vida personal y colectiva en gran medida y hago lo que está en mi poder para ayudar a ello. Me encanta servir a la comprensión de otras personas desde este particular campo donde se entrecruzan lo psicológico, lo filosófico, lo espiritual y el empoderamiento personal.
Defiendo una línea integral de la Astrología que  unifica lo mejor de las diferentes corrientes (que a veces estan “peleadas”) de manera práctica y coherente. Me identifico con la visión holística de la vida, amo la danza y el “encuentro” que puede proporcionar la meditación. La Astrología responde como nada a mi sed de comprensión e integración.

Si quieres saber más acerca de mi visión y de como llegué a este presente, aquí cuento la historia.
AUTOBIOGRAFÍA DE UN ASTRÓLOGO JOVEN Y CON COSAS QUE CONTAR

Tuve la suerte de que mis padres sabían de Astrología

COMO LLEGUÉ A LA ASTROLOGÍA:

Mi relación con la Astrología ha sido, desde niño una experiencia de fascinación y de profunda reverencia. Fuí consciente de lo astrológico desde la edad más temprana. Uno de mis regalos de bautizo fue una hoja que explicaba las principales características de mi signo solar, Tauro. Como mis padres tenían conocimientos básicos y gran respeto por la Astrología esa hoja colgó en un tablero en mi habitación. Desde que supe leer esa hoja quedaba directamente a la vista en el lugar donde yo me ponía y quitaba los zapatos a diario y solía entretener la vista con esa información que sabía me reflejaba en gran medida. La única desventaja era la parcialidad de la misma dado que, al fín y al cabo, atendía únicamente a un fragmento de mi y había algunas frases que herían mi autoestima con afirmaciones que no se aplicaban con justicia a mí. Esto me mostraría la necesidad de comprender más adelante la carta astral completa.

Antes de haber cumplido los diez años había hojeado los diversos libros de Astrología que había por casa. Eran todos obras de divulgación populares durante los años 70, alguno clásico como el de Linda Goodman sobre los signos solares del que leí la mayor parte con gran provecho y gracias al cuál empecé a desarrollar una mayor capacidad de comprensión de mi mismo y de mis familiares y amigos. Mi padre además, había tenido algunas experiencias de contacto más directo con la Astrología y puntualmente supo transmitirme nociones muy expresivas acerca de todo ello, gracias a lo cuál reconocí desde aquél momento una maravilla desbordante por la conexión cósmica de la vida. Así mi afinidad personal por el tema, natural de nacimiento, se encauzó de manera tal que siempre supe que debía profundizar algún día en entender aquello que sabían los astrólogos.

Sobre los 9 o 10 años tuve una experiencia sicronística de cuya magnitud sólo sería  plenamente consciente muchos años más tarde. En el mágico pueblo de Deià, dónde iba a la escuela cada día llevado por mi madre, lugar atemporalmente hirviente de inspiración artística y existencial, encontré, encima de un cubo de basura en Es Clot, la parte baja del pueblo, un libro cuyo destino debió haber sido… llegar a mis manos. Era una edición de la epoca hippie de “The pulse of life” de Dane Rudyar. La imagen de  portada transmitía un concepto metafísico complejo y el contenido trataba en profundidad las inteligentes piezas de construcción del ciclo del Zodíaco escrito en una prosa refinada que honraba la altura del tema. Excedía toda posibilidad de comprensión para mí en ese momento pero no dudé en guardarlo, sabía que era importante. Unos quince años después se revelaría como mi obra astrológica preferida y mi despertar metafísico al Misterio creativo de la vida y de la consciencia.

Mi libro favorito encontrado en paquete con un conjunto de revistas pornográficas en el mágico Deiá. El libro todavía lo tengo.

A los 19 años cuando empecé la carrera de pedagogía de la que ahora soy licenciado fue cuando empecé a estudiar Astrología en serio. Hasta entonces habían llegado algunos libros más a casa. Pero entonces fue cuando empecé a comprarlos por mi cuenta y tuve una sincronicidad -coincidencia que no es una “coincidencia”– con un astrólogo de la isla que llegaría a ser mi amigo y primer contacto personal con la Astrología como tal. Hice un taller de iniciación con él, seguí comprando libros y durante los primeros años de estudiar Pedagogía en la universidad dediqué largas horas con mi primer acceso a internet a investigar muchos cientos de cartas astrales, las mías y las de otras personas. Con la información recopilada en esta época empecé a reconocer patrones de todo tipo de los que no sería capaz de extraer las conclusiones pertinentes hasta pasados muchos años. Todavía sigo en ello! En el 2003 tuve la suerte de que en Mallorca se hiciera un Congreso Nacional de Astrología, asistí y pude entrar en contacto con decenas de astrólogos/as, primeros arquetipos de lo que ya era mi vocación de dedicación profesional. A partir de allí he asistido a diversos congresos y amplié mi contacto de tú a tú con más colegas y amistades de las que me estimularía y aprendería mucho.

YO EN MEDIO DE TODO ESTO

Primeras Referencias
En cuánto a mi desarrollo como persona siempre he tenido una tendencia a cierto aislamiento, en parte producto de una real capacidad de autosuficiencia e independencia de pensamiento y debida también a una timidez fruto de una gran receptividad que ahora ya se gestionar mucho mejor. Recuerdo que mi primer gran sentido de identificación personal apareció cuando en la escuela me explicaron la corriente histórica del humanismo que estaba viva en mi profunda confianza en las capacidades de progreso individual y colectivo del ser humano. Otro tanto sucedería más tarde al llegar a estudiar el romanticismo con lo cuál reconocí en mí la independencia del espíritu inconformista que busca trascender la realidad conocida en un anhelo profundo de algo incierto pero mejor.

La música metal remite muchas veces a las búsquedas existenciales

Poco tiempo después encontraría otra gran fuente de inspiración en la música metal; aunque siempre he gozado de diferentes intensidades y colores musicales aquí satisfacía mi inconformismo rebelde y la intensidad interior junto con la particular forma de belleza cruda que transmite incomparablemente esta música. Muchas de las letras servían de auténtica iniciación al existencialismo y a una filosofía que, quizás con sorpresa para muchos, enlaza plenamente con algo tan misterioso e introspectivo como puede ser el estudio de la Astrología. A los 25 años me apunté a Yoga y asistí ininterrumpidamente a clases diarias durante 8 meses; con esto me aquieté considerablemente y, sin darme cuenta, hice una transición de mis gustos musicales a melodías menos dramáticas; como suele decirse, la música es un reflejo del alma. Todas estas capas de desarrollo se hallan actualmente superpuestas en mí, en un nuevo orden y forman parte de quien soy ahora.

Constantes en mí
Pero hay unas constantes comunes a mi transcurso vital. Destacaría un profundo amor por la naturaleza y la belleza en todas sus formas. También una pasión por la honestidad, la justicia y la libertad entre las personas a todos los niveles. Una percepción inextinguible de los padecimientos del ser humano y de los seres vivientes en general, junto con gran “idealismo práctico” lo cuál me ha llevado a implicarme en el activismo ecologista, social y político, desde el “ciberactivismo” de difusión por internet hasta niveles más inmediatos y, en los mejores momentos, al esfuerzo personal por cumplir la idea de Ghandi “ser el cambio que quiero ver en el mundo”. También la creatividad y lo artístico, así como todo lo que es pintoresco y original dan el mayor de los sentidos a mi vida. Siempre he sido muy polifacético dado que mi gran mundo interior coexiste con un sin fin de intereses “exteriores”, humanos, sociales y culturales.

Soy un enamorado de Mallorca y de su magia

La llegada a la visión holística o integral
Esta diversidad de “ingredientes” unidos a una gran sed de coherencia explican que a partir de los 25 años tomara consciencia de que la realidad para mí es algo holístico o integral, es decir, que todas las partes de la vida, personales, sociales, materiales, la vida espiritual, etc no coexisten en un estado fragmentado donde se pueden ignorar entre sí, sino que, en realidad, se necesitan, no estan bien enfocadas por separado y hay que activar los enlaces entre todos los campos, en la teoría y en la práctica.

Tuve la oportunidad de acelerar esta comprensión gracias a diversidad de cursos y talleres. De lo más relevante han sido repetidos talleres anuales en Mallorca con dos maravillosos maestros holísticos y activistas, Satish Kumar y Vandana Shiva que son capaces de hacer entender a cualquiera la ausencia de jerarquía entre lo político, lo espiritual, lo materialista, lo científico, lo creativo, lo humano,… Así mismo he asistido a múltiples cursos de desarrollo personal, de los que destaco el curso de practitioner en Programación Neuro Lingüística, y otro de Psych-K, un extraordinario método para trabajar con el cambio psicológico de las creencias interiores. Por otro lado una de mis fuentes más importantes es la práctica de meditación. He utilizado durante bastantes años los métodos concebidos por Osho que facilitan el acceso al silencio interior y el estado meditativo para la mentalmente hiperactiva sociedad occidental. He asistido a diversidad de cursos excelentes con personas relacionadas al mundo de Osho, desde masaje consciente hasta tantra. Osho junto con el autor de “El poder del ahora”, Eckart Tolle son dos de mis maestros preferidos en cuánto a las cuestiones de Consciencia o conocimiento supra racional de la realidad.

Uno de muchos encuentros inspiradores con Satish Kumar

Mi vida intuitiva y las preguntas sobre la “realidad”
He de decir de mí que, como algunas personas sensibles, accedo a diversidad de experiencias de intuición, telepatía, vivencias místicas, así como de sincronicidades, cuestiones que se acentúan enormemente tanto debido a la práctica de meditación como por la comprensión racional que de estas cuestiones ofrece el estudio de la Astrología. Ambas cosas refuerzan y aceleran la frecuencia de estas vivencias maravillosas pero a un buscador inquieto también le obligan a cuestionar profundamente el sentido ordinario de la “realidad”. Quizás deba apuntar, particularmente para los lectores que creen no haber tenido experiencias “extrasensoriales” que la interpretación astrológica en sí no se basa ni remotamente en estas fuentes, mi estilo de trabajo es fuertemente lógico y racional si bien también funciona a pares con la sensibilidad.

Creo que cualquier persona que busca con honestidad y permanece abierta a la experiencia de “lo irracional” (que no irreal), atraviesa, casi obligadamente un período de desorientación y confusión hasta que es capaz de hallar un nuevo equilibrio efectivo y una perspectiva integradora de sus diversos registros de la realidad. En mi caso la batería de registros es tan amplia que he vivido -y a veces todavía vivo- dialécticas existenciales importantes que me obligan a buscar aún más allá. El estudio atento de la Astrología es de las fuentes más impactantes al sentido de la realidad consensuada  materialista y fragmentaria de la actual cultura dominante.

Los dilemas a los que me refiero están presentados en partes de este mismo Blog, concretamente en los artículos filosóficos / metafísicos de la sección “TEMAS QUE TRATO”. Allí se aprecia que las preguntas planteadas pueden llevar a cualquiera tanto a la reflexión productiva como a la confusión dado que según como se responde a las cuestiones se asumirán unos comportamientos, actitudes, respuestas, u otros; es decir son preguntas profundas con implicaciones prácticas que pueden ser contradictorias entre sí.

Quien se haga una idea de la incomodidad que entraña escudriñar los entresijos de la realidad podrá comprender porque todavía poca gente llega a la Astrología. Se trata francamente, de una tarea apta tan sólo para aventureros/as de la consciencia, o para quien encaje en el arquetipo del héroe filósofo. Hasta que se normalice  para una masa crítica de personas que lo han entendido, será así.

Lo que cuento remite en parte al desorden y a veces a la angustia interior del sin sentido pero tengo la absoluta certeza de que la evolución positiva del ser humano pasa por esta a veces incómoda y fascinante dirección. La de una búsqueda donde se integra progresivamente el uso maduro del método científico, el uso consciente del lenguaje y las limitaciones del mismo, la filosofía, la sabiduría perenne de las tradiciones del mundo, la practicidad mundana, y la experiencia mística. Dicho en un poderoso resumen, hemos de caminar hacia la integración crítica de lo occidental (conocimiento, realidad exterior y ciencia, desarrollo social) y de lo oriental (sabiduría, realidad interior y consciencia, desarrollo personal).

El utilísimo modelo OCON de Ken Wilber

Llegados hasta aquí afirmo haber encontrado la mejor solución a estas cuestiones en las corrientes de la Visión Integral y de la Psicología Transpersonal y en los desarrollos de Ken Wilber (a quien algunos llaman el Einstein de la Consciencia). Estas fuentes lo que hacen es ofrecer un mapa absolutamente claro, lógico y coherente entre las múltiples partes de la realidad.

COMO CONTINUO AHORA CON LA ASTROLOGÍA

Mis temas preferidos
Los temas que más me fascinan e importan tienen que ver con la gran ecuación viva de la interconexión astrológica de todas las cosas y con el misterio creativo del Destino. Probablemente porque son cuestiones imperecederas que forman parte de la maravilla cotidiana de vivir. El estudio de la Astrología no hace que desaparezcan los misterios de la vida sino que los concreta y demuestra lo coherente que es la Vida (en el sentido de que todo encaja) cuando se la observa y comprende desde esta perspectiva. Pero ésto también da lugar, a su vez, a nuevas preguntas y cuestiones que tratar en el foro interno de cada uno.

Investigar y divulgar
He llegado a entender como la Astrología atraviesa absolutamente todas las facetas de la vida personal y colectiva ya que es el mismo sustrato vital sobre el cuál todo se asienta, el mismo lenguaje vivo con lo cuál todo se escribe. Me apasiona investigar temáticas múltiples durante algún tiempo y divulgar los hallazgos, cosa que de momento realizo mediante conferencias semanales en Mallorca. Me encanta relacionar mis múltiples intereses y actividades con la Astrología (ver en este Blog TEMAS QUE TRATO), intentando llegar a conclusiones útiles, tanto en niveles mundanos y concretos como en otros más profundos. Estas conclusiones profundas van todas en la dirección de ayudar a transitar del Paradigma materialista y fragmentario a favor de otro más completo que amplíe las oportunidades de una existencia amorosa así como de nuestra misma supervivencia en nuestro planeta que hemos puesto en crisis. En el sentido de lo dicho trabajo simultáneamente en varios temas de investigación nuevos y tengo también proyectos de divulgación a gran escala que presentaré con el tiempo.

Dando forma a una nueva corriente: la Astrología Integral
En cuánto a mi enfoque de la Astrología queda ya anunciado que defiendo una corriente que se está llamando Astrología Integral y que está en pleno proceso de nacimiento. Emerge de un esfuerzo constructivo, que como su nombre indica, trata de integrar, de tener en cuenta simultáneamente las diferentes perspectivas que realmente, son complementarias y se necesitan mútuamente para ser completas. He tenido influencias formativas muy diversas en los últimos años, utilizando actualmente una bibliografía de referencia muy amplia. Pero quiero hacer mención especial a que gran parte de la mejor Astrología del mundo se está haciendo, bajo mi punto de vista, en Argentina (opinión que nada tiene que ver con el hecho de ser yo hijo de un argentino, aunque sí es una feliz coincidencia). Aquí es dónde más avanzado se está en materia de desarrollar una terminología adecuada y  de sistematizar esta nueva corriente de la que la mayoría de astrólogos todavía no ha oído hablar.

Ingredientes del coctel
De entre las corrientes dominantes, la Astrología Psicológica es, sin duda, la que más plenamente me representa pero también encuentro validez en ciertas fuentes de la Astrología Tradicional si bien su enfoque siempre inclinado al determinismo me parece erróneo e inaceptable. No obstante, también encuentro limitaciones en ciertos aspectos de la corriente psicológica que la corriente tradicional, a su manera, puede salvar.
Soy alguien capaz de escuchar a muchas voces contradictorias y con mucha paciencia y actitud sistemática, ir hallando los puntos de enlace coherentes entre los enfoques que parecen contradictorios. A veces es una tarea compleja y que obliga a la soledad y a grandes cuotas de autonomía de pensamiento. Pero creo que esta soledad es la de los pioneros y que es necesario hallar los puntos intermedios lógicos entre las corrientes astrológicas tradicional y psicológica. La recompensa es un marco de referencia, un mapa, extremadamente amplio, lógico, coherente y empoderador. La totalidad de la Astrología Integral es mayor que la suma de sus partes.

Lo que hay que hacer
En verdad muchos astrólogos trabajan con esquemas parecidos a los de esta nueva corriente sintetizadora pero sin una base conceptual capaz de justificar de manera sólida sus consideraciones. Hace falta que una nueva generación de personas la sistematicemos conceptualmente. Como pedagogo que soy diré que disfruto de este tipo de actividad.

A mi entender para esta tarea hemos de profundizar en cuestiones como:
– Los niveles y cualidades de la Consciencia y su misterioso y creativo lugar en la gran ecuación del devenir;
– La psicología transpersonal y el reconocimiento básico de los estadios y puntos de vista del Ego y del Ser;
La filosofía holística o integral, con contribuciones como el mapa Omnicuadrante, Omninivel (OCON) de Ken Wilber;
La teoría de sistemas y la complejidad;
– Los puntos de encuentro que tanto se están expandiendo entre la experiencia de la ciencia y la de la espiritualidad o del misticismo;
– El pensamiento mandálico;
– El cultivo personal de la meditación y las experiencias de no dualidad;

– Sistematización de las tendencias de enfoque de la Astrología según los tipos básicos de personalidad de los intérpretes en un marco de referencia integral. Consciencia asumida de las limitaciones inherentes al modelo propio de cada intérprete, comunicación explícita y responsabilidad con los consultantes.

Activismo por la normalización de la Astrología, contra la pseudo astrología y por el fomento del Nuevo Paradigma. El espíritu de mis Charlas y de mi labor.
Soy un incansable del intento de clarificar la Astrología a la gente que, bajo la creencia errónea de estar informada, emite opiniones absurdas, supersticiosas o sin fundamento (Ver TEMAS QUE TRATO “Prejuicios y Presuposiciones sobre la Astrología”). Diría que la Astrología es, seguramente, la materia humana importante más desconocida y ensuciada de cuántas existen. Se sitúa entre muchas otras grandes materias como la psicología, la metafísica, la epistemología o la sociología, pero ofrece una información de síntesis más útil y exacta que la que ofrecen aquellas por sí sólas (lo cuál no niega que todas deban existir independientemente). Existen un sin fin de prejuicios acerca del tema, desde supersticiones populares,  presuposiciones científicas (algunas muy poco honorables por cierto), pasando por  “dilemas religiosos” y los más importantes, los prejuicios filosóficos que son los que impiden una mayor confianza en la idea de la correspondencia Cosmos – Vida.

Los prejuicios existenciales que plantea la Astrología suelen ser, conscientemente o no, los motivos por los que parece mejor descartarlo por completo

Dolor, rabia y acción
Para mí es una lástima vivir con el desconocimiento que de una materia tan bella y útil tiene la gran mayoría de la gente. Pero lo verdaderamente indignante es la producción y extendida aceptación de la pseudo astrología (horóscopos basura y pseudo astrólogos basura). Si en otro campo hubiera el mismo intrusismo, en la Arquitectura por ejemplo, tendríamos proyectos de rascacielos construidos de papel maché y pescado frito y lo peor, se pagaría a esos arquitectos y para colmo, poca gente imaginaría siquiera las posibilidades reales de la Arquitectura. Esto tiene que acabar. Pido a astrólogos/as que nos organicemos colectivamente para visibilizar nuestro rechazo a este intrusismo de “los amigos/as de la superstición” y que expliquemos cuáles son los errores que cometen y lo que nos distingue a nosotros, tanto a nivel ético como conceptual.

La relación entre fuerzas o por qué estamos en esta situación
A lo largo de la historia la aceptación tanto popular como erudita de la Astrología ha oscilado  entre extremos aunque jamás se ha extinguido. Aunque sea un conocimiento minoritario, actualmente la calidad de la Astrología está en su mejor momento, aparte de que en otras épocas la Astrología Tradicional floreciera espectacularmente y que además hay información muy valiosa que no recuperaremos de las religiosísimas quemas de libros. Pero también la pseudo astrología se encuentra por gran desgracia en buena forma actualmente. Esta obscena situación que es el sufrimiento común de los astrólogos tiene, no obstante, una explicación lógica. Durante la ilustración, y a partir del paradigma newtoniano de la ciencia, se hizo la última gran “expulsión” de la Astrología de la sociedad. Siempre ha habido quien honra mejor  o peor a esta ciencia-arte con su trabajo pero en ese momento se criticaba el poco rigor intelectual que, comparativamente, predominaba en todas las materias que no pudieran equipararse directamente a la ciencia Física. Lo que en términos generales, fue una cosa buena porque permitió grandes avances científicos en muchos campos no lo fue para la Astrología. O al menos al principio. Para el complejo campo de la correspondencia entre el Cosmos y la Psique, el sencillo rigor mundano que se estaba poniendo exitosamente de moda con la Física no sería tan beneficioso. Una fase de concentración cultural a favor del valor de lo estrictamente medible y observable reduce el margen de pensamiento en torno a un campo como la Astrología que implica factores nada medibles como introspección, filosofía, consciencia y un pensamiento más global que tan sólo empírico.
Las cuestiones que acerca de la Consciencia se desprenden de una comprensión madura de la Astrología no son asimilables desde la mentalidad de esa época, ni tampoco en la actualidad en que todavía predomina el paradigma iniciado en ese momento. Por ello la imagen de la Astrología no ha tenido fuerza suficiente ante la sociedad para desenmascarar el parásito de la pseudo astrología ni la sociedad ha logrado referencias suficientes para discriminar entre la información que realmente está bien encaminada y la que no.

En este contexto es donde caen mis esfuerzos y los de otras muchas personas que conocen y aman la Astrología. Siempre que alguien descubre que la información que maneja está fuertemente manipulada o que hay un error profundo en su planteamiento vive el drama del shock y duda entre dar su lealtad exclusiva a la idea anterior o a la nueva. Para que la gente llegue a la Astrología ha de tener lugar este shock lo cuál es, valga la redundancia, profundamente dramático. Como conocedor y profesional de la Astrología con visión humanista y gran interés por las temáticas sociales me atrevo a imaginar como sería una vivir en una cultura astrológica (ver la entrada en TEMAS QUE TRATO), una cultura en la que todos hubiéramos recibido una formación astrológica básica. Se que merece decididamente la pena porque viviríamos con muchísima más consciencia; es decir con más amor, respeto, inteligencia, aceptación y adaptabilidad. Dado que nos conoceríamos mejor y dispondríamos con el pensamiento mandálico de otra forma de interpretar el mundo que es intrínsecamente más completa, madura, creativa y armonizadora, sin necesidad de ningún esfuerzo extra. Únicamente con unos saberes que, aprendidos desde la infancia, producen goce natural y ayudan al camino de la vida en todas sus etapas y niveles. Con unos saberes, eso sí, que todavía se piensa que son algo que no son y ni se imagina lo que realmente son.
Todas mis charlas y esfuerzos de divulgación van en la línea de resaltar este hecho y pretenden ayudar a que percibamos las posibilidades que tenemos a la vuelta de la esquina si queremos.

Cosas que podemos hacer
Siento gran entusiasmo por todas las iniciativas en las que profesionales de la Astrología se acercan a la sociedad en un acto de divulgación; una muestra del objeto de nuestro trabajo; del paradigma astrológico; de la historia de esta materia; etc. Recientemente en Madrid un grupo de astrólogos hicieron una manifestación de “astrólogos indignados” en el espíritu del movimiento 15M, reivindicando su lugar histórico y actual en la sociedad con pancartas. Será por iniciativas de este tipo y muchas más que han de venir que lentamente la Astrología llegue a estar en el lugar que le corresponde.

Astrólogos indignados y en Acción en Madrid (*2)

Existen muchas formas en que los/las astrólogos/as podemos acelerar la comprensión de nuestra materia; en internet en general; en youtube proliferan vídeos divulgativos (aunque por algún motivo no todavía no hay muchos “potentes”); haciendo actos públicos por el tema; proponiendo revisión de nuestros trabajos de investigación a personas de otros campos (sociología, historia, psicología,…) para que “expliquen” por qué no es válido algo que acata el método de la ciencia y en que se acumulan los datos a su favor;…

Las “autoridades” que no lo son y la gente a la que prefiero dirigirme
También merece la pena decir que la gente más preparada para asimilar correctamente el paradigma astrológico y beneficiarse de ello no son las “grandes autoridades” de la ciencia ortodoxa. Y es una lástima porque su influencia marca la dirección de “lo correcto” para las mayorías. Pero resulta que, precisamente, los motivos que les hacen muy buenos para triunfar en la ciencia de actitud fragmentaria y reduccionista son los mismos que les impiden a priori darse cuenta de algo tan completo y holístico como la Astrología. El especialista es rara vez un sabio y en el colectivo científico ortodoxo se valora sobre todo la especialización por encima de la capacidad para hallar la relación entre los campos. Así pues, psicológicamente hablando, muchos colectivos de escépticos, estan formados por personas que no destacan por estar “equiparados” para dar cuenta del tipo de realidad astrológica. Particularmente el de los astrónomos, aún si supieran que la Astrología es real probablemente no serían muy buenos astrólogos: su campo no necesita en absoluto del autoconocimiento ni de percibir analogías psicológicas ni sociológicas. Son otro tipo de cualidades lo que necesitan para ser buenos en lo suyo. Uno de los padres de la física cuántica dijo que “un cambio de paradigma sucede cuando los jóvenes ya lo conocen y los viejos se extinguen por morirse”. Ojalá no hubiera de ser así.

Sin embargo hay un colectivo que sí está muy preparado para crear la masa crítica necesaria para normalizar, algún día, la Astrología. Ellos/as son la gente de cultura holística o integral. Esta gente está plenamente capacitada para comprender y beneficiarse plenamente de lo astrológico. No son necesariamente más inteligentes. Pero su pensamiento sí es más amplio, abierto y completo.

Evento de divulgación de los Astrólogos de Baleares,

con la colaboración de la Sociedad Española de Astrología (SEA)

Siento un entusiasmo desbordante en ayudar y dar clases a personas que están empezando a atisbar lo que verdaderamente tienen entre manos con la Astrología. Apoyo toda acción que vaya en la línea de más y mejor divulgación de la Astrología. En Mallorca tenemos un grupo de astrólogos/as amigos/as que hacemos eventos puntuales para, desde nuestra labor local, contribuir a esta causa. Y me apunto a cualquier iniciativa que vaya en esta dirección.

Puntos de encuentro con la Astronomía, las Ciencias de la Vida y la Metafísica… La Cosmología Astrológica
Por otro lado, mantengo una exploración, sin duda la más experimental de todas, y sin muchos compañeros de viaje en materia de Cosmología Astrológica. Este tema me ha hecho cautivo desde mi reciente acercamiento a la Astronomía de divulgación básica. Con la Astrología uno puede maravillarse por la inteligencia del diseño de la vida al entenderlo progresivamente en el Zodíaco y en las 12 Casas (y en muchas otras cuestiones). Pero los parámetros que usamos para la Astrología occidental o mediterránea estan limitados al eje definido por la órbita Tierra – Sol, el llamado Sistema de Casas que es más “local” todavía y algunas de las llamadas Estrellas Fijas y partes del Zodíaco Sideral (el de las constelaciones).

El “Professor Alien” se permite cualquier pregunta, por loca que sea

Especular a consciencia
Recientemente lo que me ha surgido son las preguntas relacionadas con el contexto profundo de nuestra situación en el Universo. De lejos, este es mi campo de mayor incertidumbre pero me parece un ejercicio sano y necesario el de especular a conciencia

¿Cómo se organizó la base “material” de la Astrología de una manera tan simbólicamente impecable cuando se creaba nuestro Sistema Solar (el tamaño y posición de los planetas se corresponde con lo que representan…)? Observando la lógica profunda que la Astrología atribuye a la materia-energía-tiempo… ¿Podemos pensar que el Universo entero es un todo astrológico? ¿Cuáles serán las diferentes leyes que rigen lo astrológico a nivel Galáctico o incluso Intergaláctico…? Así como nosotros usamos las Estrellas Fijas como referencias astrológicas… ¿Habrá otras inteligencias usando nuestra estrella Sol para sus propias referencias y qué significado representaría en su sistema? El fenómeno de la Consciencia… ¿Es producto de un “accidente” fortuito o estaba de alguna manera implícita en la misma sustancia del origen del Universo desde el Big Bang? Preguntas que ya nada tienen que ver con mis servicios astrológicos pero que en una noche de verano bajo las estrellas son la mejor receta para el entretenimiento, el asombro y el reconocimiento de lo poco que sabemos. Quizás estas “locuras”  tengan implícita la semilla del paradigma cósmico en un distante futuro. Especulo a consciencia.

MIS SERVICIOS DE ASTROLOGÍA

En la actualidad realizo diversos servicios astrológicos que aparecen todos en este blog (ver CONSULTA y ENSEÑANZA). Nada me gustaría más que ganarme la vida completamente con la Astrología, este es mi objetivo.

Interpretación y consulta
Para una lista de mis actividades de CONSULTA puedes ir a la sección con este nombre.
Mi actividad astrológica principal fue durante mucho tiempo el desarrollo de un Sistema de Interpretación propio a partir de la integración de fuentes diversas y aportaciones originales, con la intención de obtener el método más pedagógico y útil para el cliente.
Disfruto profundamente de ayudar a otras personas con un campo de información tan especial como éste interpretándole su Carta Astral.
Para todo/a astrólogo/a atender bien una consulta puede ser una experiencia de crecimiento personal muy significativa. Esto es así porque entrar en el espejo astrológico de la vida para otra persona, inevitablemente te remite a tí mismo dado que todos estamos hechos de los mismos ingredientes en diferentes proporciones y combinaciones dentro del mismo marco del Zodíaco y las 12 Casas. El compromiso profesional y la vocación de servicio hacen que el astrólogo acentúe una mirada más neutral (todos somos psicológicamente subjetivos por defecto) en el espejo cósmico y ello ayuda a que éste se vea también más claramente a sí mismo.
A pesar de las muchas complejidades que he expuesto en esta autobiografía astrológica, siempre pretendo adaptar mi consulta a cada persona sin necesidad de abstracciones innecesarias -salvo que me las pida o sea pertinente para el caso.
Para todas las personas que desconocen su hora de nacimiento les aplico una “rectificación de la hora de nacimiento” (Ver en sección de ARTÍCULOS DE DIVULGACIÓN) para ir sobre seguro.

Enseñanza
Para una lista de mis Cursos y Talleres puedes ir a  la sección de ENSEÑANZA.
Mis estudios de pedagogía añadieron énfasis a mi gusto por las ideas ordenadas, coherentes y con un marco de referencia conceptual claro.
Estoy en disposición siempre de dar formación a quién tenga ganas de aprender Astrología, incluso hasta quien quisiera dedicarse a ello profesionalmente. Me entusiasma trabajar tanto con gente ya “iniciada” como con gente que está en su primer contacto. Tengo bastantes cursos diseñados, de diferentes características y duraciones, y ganas de dedicarme a quienes tienen un interés serio en aprender.

Astrología Vivencial
Una de las facetas más especiales de mi labor son los talleres vivenciales como la Danza – Meditación de los 4 Elementos en que las personas participantes no sólo aprenden Astrología, el lenguaje de la Vida… Sino que lo  representan en experiencias personales, actividades que facilitan percepciones nuevas, útiles e integradoras. Se trata de hacer procesos de arte y creación, juegos, actividades en las que la persona participante se involucra  personalmente, fomentando así una comprensión interior más profunda de lo astrológico. Aquí es dónde se revela que, a pesar de que la Astrogía es a veces muy conceptual, la Vida es un todo más completo y es necesario dejar los conceptos de lado para zambullirse en la experiencia. Volver a los conceptos después de haber jugado con ellos en la práctica siempre va a ser mucho más completo.

Sin duda dónde más he experimentando la riqueza de la Astrología es con este tipo de actividades. En una ocasión haciendo una exploración de Astrología Vivencial en solitario sobre mi propia carta natal tuve una experiencia cumbre, una de las más bellas, profundas y transformadoras que he tenido. Después de eso es imposible borrar la convicción en mí de que estos procesos pueden operar a niveles muy serios.
Ahora estoy trabajando en desarrollar un servicio donde pueda ofrecer a otras personas algo parecido a lo que he vivido yo en algunas ocasiones.

Un evento de Astrología Vivencial en exteriores

Creo que si la humanidad progresa y algún día se llega a normalizar la Astrología, ésta será la manera en que los niños de la comunidad aprenderán Astrología, creciendo en un mundo psicológicamente muchísimo más ordenado; con límites más claros, y al mismo tiempo posibilidades más abiertas, mayor autoestima y respeto por los demás y con la semilla de la comprensión espiritual plantada. Y los adultos, desde luego, repasaríamos con gran frecuencia, en una alternancia constructiva entre vivencia práctica y abstracción conceptual.

Aquí concluyo mi autobiografía astrológica, con la esperanza de que haya servido como muestra de un estilo de vida.

Esteban Goode Hill, Septiembre 2011.

(*retrato del artista Sión Massip) (*2 Artículo sobre la marcha de los Astrólogos Indignados http://titomacia.ning.com/profiles/blogs/23-j-primera-manifestacion-de-)

Anuncios
  1. Me ha encantado leer esta exposición tan completa que has hecho. Perfecta comunicación de un Mercurio en el signo de Géminis. Solo decirte que sigas adelante, que el auto-conocimiento es algo que solo puede uno hacer por si mismo, que es la tarea primordial que tenemos en esta vida, y que la astrología humanista o psicológica es una perfecta herramienta para conseguirlo, aunque no hay que olvidar que la casa VI (soma) es la complementaria de la casa XII (psique). Una no podría existir sin la otra. Mente y cuerpo deben estar también unidos. Uno no podría existir sin el otro.
    Te veo en una etapa de expansión importante como ya te sucedió hace once años y hay que compartir todo aquello que hemos aprendido para que los demás también tengan su oportunidad de aprenderlo.
    Existen multitud de astrólogos ridículos que ayudan a entretener a la gente con sus horóscopos en periódicos y medios similares y que desprestigian totalmente una astrología seria como debería ser. Veo que no es tu caso y me alegra que así sea.
    Mis mejores deseos de un desconocido conocido.
    El Conde de los Montes.

  2. Me ha encantado Esteban,no podía dormir y me ha parecido super interesante leerte. Bs

  3. Hola Esteban! me ha encantado leer esto, recién encontré el link, necesitaba leer algo inspiracional 🙂 así que gracias. Recuerdos, Amanda xx

  4. Hola Esteban Me alegra “verte” tambien por estas latitudes. Que extraordinario comunicador… siempre sorprendes. Un abrazo y nos vemos en unas horitas.

  5. Ezequiel Sanchez

    Hola Esteban!
    Tenemos historias muy parecidas!! Yo también comencé desde chico, leyendo algunos libros de astrología que había en mi casa. Aunque mis padres no fueron astrólogos, la curiosidad fue suficiente como profundizar en el tema. Es grato encontrar gente más o menos de mi edad (25) porque no es común que nos interesemos en estos temas! jajaja
    Te dejo un saludo,
    Ezequiel

  6. Genial compañero, el conocimiento de estas materias apasionantes incrementa la conciencia fraternal… Hay que seguir trabajando y compartiendo estas temáticas tan necesarias y que tanto pueden mejorar la experiencia vital… un abrazo

  7. Alejandro Martin

    Hola Esteban,

    Encontré tu link en el blog de mi profesor Alejandro Lodi.

    Acabo de recibirme de astrólogo en Casa XI . Intento vivir de esta profesión.

    Tengo (junto a mi mujer) , un instituto de Yoga,al que queremos incorporar talleres de iniciación / divulgación de astrología humanista.-
    Intuyo que tenemos que comunicarnos para hacer algo juntos .-

    Si tu intuición es la misma ,te propongo investigarla juntos.-(empezar comunicandonos e intercambiando ideas….).-

    Te felicito por lo publicado.Hasta ahora solo leí “sobre mi ” , y me pareció excelente.-

    Te mando un abrazo.-

    Alejandro Martin.
    astrólogo

  8. Alejandro Martin

    Hola Esteban,

    Me equivoque ,(en el comentario anterior), y deje un email equivocado.-

    El e mail de contacto es : ajmartinastrologia@gmail.com

    gracias,

    Saludos,

    Alejandro Martin
    ajmartinastrologia@gmail.com

  9. Muchas gracias Alejandro por tu amabilidad, celebro compartir punto de vista con gente nueva y felicidades a tí por recibirte en Casa XI, para mí una de las referencias más imprescindibles en la Astrología Contemporánea. Gran combinación la de Yoga y Astrología, yo considero que es más importante la unión de la corporalidad y los lenguajes simbólicos que especializarse en cualquiera de las dos por separado.
    Te contacto por privado, un abrazo.
    Esteban.

  10. Interesante….muy interesante…me resuena.Un abrazo de Luz.

  11. Muy interesante descripción sobre lo que es la astrología y cuánto puede ayudar a la comprensión de aspectos de nuestro ser que no recordamos. Adelante!! a mi tambien siempre me atrajo la astrología, pero no me he dedicado a estudiarla..Felicitaciones Esteban!
    Soy maria rosa , de argentina..

deja tu pregunta, opinión o comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: